Cake de leche evaporada

Cake de leche evaporada

Cake de leche evaporada

Hola!!!

La receta de hoy no tiene ninguna complicación, pero no por ese motivo es menos rica. Hay veces que nos complicamos la vida con las recetas y sin embargo en las cosas más simples tenemos verdaderas delicias.

Esta receta lleva leche evaporada, también conocida como leche ideal. La leche evaporada es leche que por evaporación se le quita parte del agua, un 60% por lo que es más correcto llamarla leche parcialmente evaporada, al contrario de la leche en polvo a la que se le quita el 100% del agua. Muchas veces se usa como sustituto de la nata ya que contiene menos cantidad de grasa. Tiene un sabor neutro por lo que se puede emplear en platos dulces o salados.

La podéis encontrar en practicamente todos los supermercados, tanto de marca blanca como la más popular que es la leche Ideal de la marca Nestlé. Otra opción es hacerla en casa, aunque nosotras no lo hemos probado pero podéis consultar en google y encontraréis mil y una recetas.

La leche evaporada le aporta a este bizcocho una textura ligera y una miga muy esponjosa. Además lleva aceite de oliva por lo que veréis que queda mas suave que los cakes de nata o mantequilla.

El aceite de oliva se puede sustituir por aceite de coco o girasol. Sí te decantas por usar aceite de oliva, te recomendamos que uses una variedad suave como por ejemplo Arbequina.

Hemos utilizado harina de espelta pero se puede sustituir por harina de trigo sin problema. El azúcar que hemos usado es azúcar blanca, también se puede sustituir por panela o azúcar de coco, seguro que le da un sabor muy rico. Y aunque lo hemos aromatizado con ralladura de limón,también admite un poco de vainilla o canela.

Y por supuesto no tengáis miedo en añadir nueces o trocitos de fruta. Como veis se puede convertir en una receta básica a la que añadir otros ingredientes.

Para hornear el cake hemos usado un molde redondo de 28 cm de diámetro, es el mismo molde que usamos para el cake de chocolate y vino tinto que publicamos antes del verano.

Pero puedes usar cualquier otro, de plum cake por ejemplo, o hacerlo en el nuevo molde de Nordic Ware, el Classic Fluted Loaf que es una preciosidad. Debes tener en cuenta que el tiempo de horneado variará, así que siempre hay que comprobar con una brocheta o termómetro para bizcochos, el punto de cocción, el tiempo que indicamos en todas nuestras recetas es orientativo, ya que además del molde, cada horno es un mundo.

Ya veis que queda una miga muy suelta y ligera. Es un cake perfecto para los desayunos y meriendas de diario, perfecto para la vuelta al cole.

Esperamos que os guste la receta de hoy.

Besos de Bea y Mara

 

Cake de leche evaporada

 

Ingredientes:
  • 200 gr de azúcar blanca
  • 200 ml de leche evaporada
  • 3 huevos grandes
  • la ralladura y el zumo de 1 limón
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra sabor suave
  • 250 gr de harina de espelta
  • 12 gr de levadura o polvo de hornear
  • una pizca de sal
Elaboración:
  1. Precalentar el horno, con calor arriba y abajo a 180 grados.
  2. Batir el azúcar con la leche evaporada a velocidad media.
  3. Agregar los huevos, el zumo y la ralladura de limón y batir hasta que estén espumosos.
  4. Incorporar el aceite poco a poco sin dejar de batir a velocidad baja.
  5. Tamizar la harina con la levadura y la sal y añadir a la mezcla anterior con una lengua de silicona, lo justo para que se integren.
  6. Verter la mezcla en el molde previamente engrasado.
  7. Hornear en la zona central del horno 40-45 minutos o hasta que al introducir una brocheta, esta salga limpia.
  8. Sacar y dejar que enfríe sobre una rejilla.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.