Speculoos Cheesecake {Sin Horno}

Speculoos cheesecake

Speculoos cheesecake

Buenos días!!

Esta semana vamos a ser buenas y vamos a dejar el horno a un lado para preparar una deliciosa cheesecake de speculoos que no necesita horneado y que está para chuparse los dedos, además es muy sencilla de elaborar.

Hace unas semanas os enseñamos a elaborar la crema de speculoos en casa, y ya os avisamos que teníamos preparadas varias recetas con ella, la última fue el Bundt Cake de zanahoría y speculoos, pero ya sabéis que somos adictas a esta deliciosa crema, y en el blog lo hemos demostrado con el Speculoos Angel Food Cake, o con el Speculoos Bundt Cake. 

Crema de Speculoos casera

Crema de Speculoos casera

Hoy se une a la familia de los cakes con speculoos esta tarta de queso con una base de galletas speculoos y crema de speculoos, y un relleno de queso, nata y más crema de speculoos. ¿Qué os parece? ¿ A qué suena bien? Pues sabe aún mejor!!!

Como ya os hemos comentado en anteriores entradas, los speculoos son típicas de Bélgica y Holanda, así como de Alemanía y Norte de Francia, son galletas típicas navideñas y están elaboradas a base de mantequilla, azúcar moreno, harina, un poco de levadura y una mezcla de especias: canela, nuez moscada, jengibre, clavo, cardamomo y pimienta blanca. Son unas galletas muy ricas y con un sabor muy particular. En España las podéis encontrar en los supermercados bajo la marca Lotus durante todo el año y en Navidad en Lidl y Aldi.

Esta cheesecake no precisa horneado, ya que el relleno lleva gelatina neutra que hará que cuaje en la nevera. Es importante que la nata tenga un porcentaje de grasa como mínimo del 35%, y que el queso no sea light, ya que todo esto va a contribuir a que cuaje mucho mejor.

Otro de los ingredientes que lleva es azúcar moreno, en esta ocasión hemos usado un azúcar especial que es más complicado de encontrar, aunque de vez en cuando lo hemos visto en grandes superficies y el tiendas online, Dark Soft Brown Sugar de la marca Tate Lyle, de color tostado y sabor a malta y textura húmeda. Se puede sustituir por el azúcar moreno que todos conocemos, pero hemos querido que supierais qué tipo de azúcar hemos usado ya que puede que sí usáis otro tipo, el color del relleno no quede tan oscuro.

Como toque final la hemos cubierto ligeramente con crema de speculoos, pero también se puede cubrir con mermelada de frutos del bosque o cualquier otra mermelada que os guste,eso ya lo dejamos a vuestra elección.

Esperamos que la preparéis en casa, no tenéis excusa, es rápida, sencilla y sin horno, no se puede pedir más.

Os esperamos el próximo lunes con nueva entrada. Besos de Bea y Mara.

Speculoos Cheesecake

 

Ingredientes:

Para la base:

Para el relleno:

  • 400 gr de queso cremoso
  • 200 ml de nata 35% materia grasa
  • 5 hojas de gelatina (10 gr)
  • 50 gr de azúcar moreno (Dark Soft Brown Tate Lyle)
  • 50 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de crema de speculoos

 

Elaboración:

De la base:

  1. Triturar las galletas con un robot de cocina y mezclar con la crema de speculoos. Sí está muy sólida se puede calentar unos segundos en el microondas.
  2. Forrar la base de un molde de aro desmontable de 18-20 cm de diámentro.
  3. Introducir en la nevera durante 30 minutos, hasta que endurezca.

De la crema:

  1. Poner las hojas de gelatina en un bol con agua fría durante 5-10 minutos para que se hidraten.
  2. En un cazo mediano calentar la nata, sin que llegue a hervir, añadir los dos tipos de azúcar. Remover hasta que el azúcar se haya disuelto.
  3. Incorporar el queso, remover con la ayuda de unas varillas de mano.
  4. Añadir la crema de speculoos y remover hasta obtener una mezcla cremosa.
  5. Escurrir las hojas de gelatiana y añadir a la mezcla del cazo. Remover hasta que se hayan disuelto completamente.
  6. Retirar el cazo del fuego y volcar la mezcla sobre la base de galletas.
  7. Dejar que enfríe a temperatura ambiente e introducir en la nevera durante un mínimo de 6 horas.
  8. A la hora de desmoldar la tarta, pasar un cuchillo afilado al rededor del aro del molde. Decorar con un poco de crema de speculoos y una pequeña cantidad de galletas speculoos ralladas.

 

Fuente: propia de I love bundt cakes

Molde: redondo desmoldable de 18 cm de diámetro

Print Friendly, PDF & Email

6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.