Cheesecake de Nigella Lawson (sin horno)

Cheesecake de Nigella Lawson (sin horno)

Cheesecake de Nigella Lawson (sin horno)

 

Hoy 30 de Julio se celebra el National Cheesecake Day o día nacional del cheesecake y yo no podía faltar a este evento para homenajearlo en mi blog que, como sabéis, tiene un apartado específico para estos pasteles que también me vuelven loca.

He hecho con las variaciones pertinentes un cheesecake del libro de Nigella Lawson que si bien me atrae más por sus recetas saladas, tiene especificamente en este libro varias recetas dulces que estoy deseando probar. Este cheesecake es muy sencillo de hacer, no se necesita horno y además es ideal para preparlo la noche anterior.

Por encima le he puesto la mitad de un bote de relleno de grosellas negras que compré en uno de los supermercados Iceland. No lo he encontrado en ningún otro supermercado así que si no podéis adquirirlo siempre se puede sustituir por cualquier mermelada al gusto.

 

Cheesecake de Nigella Lawson (sin horno)

Con esta entrada cierro el blog hasta el día del reto #Bundtbakers de Agosto. Me voy a tomar un merecido descanso aunque seguiré por Instagram y en Septiembre regresaré con nuevas recetas que tengo ya preparadas y que estoy segura que os van a encantar. 😉

Que paseis unas felices vacaciones de verano!!!

 

Cheesecake de Nigella Lawson 

Ingredientes:

  • 150 grs de galletas Digestive
  • 75 grs de mantequilla blanda
  • 300 grs de queso para untar
  • 250 ml de nata líquida de montar
  • 60 grs de azúcar glass
  • 1 cdta de pasta de vainilla Home Chef
  • 1/2 cdta de zumo de limón
  • 1/2 bote de relleno de grosellas negras  (blackcurrant fruit filling)

Elaboración:

  1. Triturar las galletas en un robot de cocina hasta que se desmigajen. Añadir la mantequilla y batir de nuevo para formar una masa compacta. Dejar en el frigorifico mientras hacemos el relleno.
  2. Poner la masa en un molde desmontable (máximo de unos 20 cms) presionando bien con una cuchara o espatula hasya que quede compacto.
  3. Batir el queso de untar, el azúcar glass, la vainilla y el zumo de limón en un bol hasta que quede una masa blanda.
  4. Batir ligeramente la nata y agregarla a la mezcla anterior.
  5. Con ayuda de una cuchara verter el relleno sobre la base de galleta y alisar con una espátula.
  6. Meterlo en el frigorífico y dejarlo mínimo 3 horas o toda la noche.
  7. Desmoldar y servir con el rellemo por encima.

 

Print Friendly, PDF & Email

13 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.