Bundt Cake de requesón con vainilla

 

Hace unos días os publiqué una receta de cómo hacer requesón casero en casa, de manera rápida, sencilla y con un resultado increíble. Es la receta que suelo hacer siempre y así tengo habitualmente en la nevera para muchísimas elaboraciones, pero sobretodo para acompañar con unas tostadas de pan ya que la combinación y la textura granulada me gusta muchísimo más que el queso fresco. Otras veces, con un poco de miel y con unas nueces, bien me sirve para un postre de lujo y de paso me recuerda a mi infancia porque a mi madre le encantaba comerlo así.



 

Ya os comenté también en ese post, que en el proceso de la elaboración no se tiraba absolutamente nada: el requesón por un lado y el suero sobrante por otro y eso es lo que he hecho esta vez al hacer esta receta, aprovechar absolutamente todo!!!

Pero si no disponéis de suero de haberlo hecho casero en casa no os preocupéis que hay solución para todo: se prepara un buttermilk con leche y zumo de limón o vinagre y listos. Y si lo queréis todavía mas ultra rápido pues sustituyendo con leche ya está. No será por opciones…

Y si no os apetece hacer el requesón yo siempre apuesto por uno que sea de calidad y para mi son los de la marca Pastoret 0% M.G. He probado varios y este es el que más me convence respecto al casero (y que conste que no me pagan por hacerles publicidad, lo que me gusta lo digo y ya está) por su composición única en el mercado y sabor, pero evidentemente podéis hacerlo con el que os guste a vosotros.

 

Pala de servir con mango de madera de haya De Buyer en Claudia&Julia

Pala de servir con mango de madera de haya De Buyer en Claudia&Julia

 

El molde que utilicé en esta ocasión es el Brilliance de Nordic Ware de 10 tazas o cups. Aún no me lo habíais visto en ninguna receta por aquí pero yo ya lo había estrenado 😉 Sus formas hipnóticas me tienen enamorada además que a mi se me asemeja a un sol y eso da siempre vida y alegría. El hermano pequeño de este molde es el que pudisteis ver en los Mini Bundt Cakes de lima y limón que muchos me estuvisteis comentando que os parecían girasoles y es que algunos de estos moldes son pura magia, verdad?

Como siempre os recuerdo, tenéis un código descuento (ILBC) en mi tienda online favorita de productos de cocina en general, Claudia&Julia, donde encontrareis este molde y muchos más y si estais al tanto a veces podéis cazar alguna oferta que sumado a mi código os puede salir genial de precio.

 

 

Y a lo importante, como yo os digo siempre (y del interior también), es hablar del Bundt y cual es mi opinión.

Hice varias pruebas antes de llegar a esta receta en un molde más pequeño y hasta que no llegué a la textura que quería no paré. El resultado no es una miga de bizcocho esponjosa y aireada como podéis ver en otras recetas que tengo en el blog. Es algo más densa y super jugosa, además de llena de sabor al requesón y a la vainilla que es lo que pretendía.

Y es que en cuanto al tema de la miga, hay muchos gustos! Hay a quien le gusta aireada, a otros les gusta mas compacta, a otros más densa. En la variedad está el gusto! Hay incluso quien me dice que le gusta que quede la miga apretada porque luego le gusta mojar en café con leche u otra bebida!!!

Yo sinceramente no tengo predilección por nada en concreto, los cato, les doy el aprobado y los reparto y me baso luego en las demás opiniones y por eso me doy cuenta que la variedad en gustos es muy amplia!

Mi opinión para este Bundt es que está mega rico, las de mis compañeros ha sido exactamente lo mismo (salvando los gustos de los que os hablaba en el párrafo anterior) por lo que le doy luz verde para publicarlo. Y aunque os sorprenda, aquí no publico nada que no salga bien o no me den el aprobado…cuantas recetas y experimentos han quedado en la lista de borradores incluso con las fotos hechas y también algún que otro Bundt que se ha resistido a desmoldarse y se ha roto!!! Podría hacer un recopilatorio un día de pifias y desastres, jajaja…ya estoy dando ideas!

 

 

Y por último os quería comentar un detalle acerca de las fotos: como veis hay un montón de ellas esta vez y es porque la sesión en la que me embullí esa tarde (con un total de 134 fotos exactamente) dió para hacer muchas pruebas que tenía en mente. Mi intención desde hace unos años para este blog era subir el máximo posible de entre las mejores en cada post sin ser exactamente iguales para tener variedad y porque acompañan perfectamente a un texto con una historia aveces, o con la explicación de la publicación.

De entre todas ellas tuve que seleccionar las que veis y me da pena que algunas no vayan a ver la luz porque me gustaban mucho pero se parecían entre las que están aquí. La primera de ellas de esta publicación, con luz fuerte y directa sin difusores como suelo utilizar siempre, es fruto del aprendizaje observacional que le hice a Martín de Col&Col cuando estuvo en mi casa haciendo las fotos para mi primer libro compartido con mis otros tres compañeros Teresa, Ana e Iñaki y que verá la luz dentro de nada (emoción máxima).

Nunca me acababan de convencer ese tipo de fotos con sombras, me gustaban más las que son totalmente uniformes pero después de ver las que se hicieron en todas las sesiones en mi casa, viendo como las hacía Martín y viendo el resultado en la cámara, les empecé a coger el gustillo además de descubrirme los mejores lugares para aprovechar las luces, algo en lo que yo nunca hubiera caido. Para ser la primera, me ha gustado el resultado y me ha descubierto muchas más cosas pero por hoy ya he soltado bastante y me guardo otras para mí, jaja!

Happy day!

 

 

Bundt Cake de requesón con vainilla

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 1 sobre de levadura química Royal (16 g)
  • 1 pizca de sal
  • 180 g de mantequilla en pomada
  • 280 g de azúcar
  • 300 g de requesón
  • 4 huevos L
  • 1 cda de extracto de vainilla Eurovanille
  • 120 ml de suero sobrante de hacer requesón casero (o en su defecto, buttermilk)

 

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º y engrasar bien un molde
  2. Tamizar la harina junto a la levadura y la sal. Reservar.
  3. Batir la mantequilla junto al azúcar hasta que esté esponjosa
  4. Añadir el requesón y seguir batiendo unos minutos más
  5. Incorporar los huevos de uno en uno integrándolos bien en la masa y posteriormente agregar la vainilla
  6. Añadir la harina y el suero (o buttermilk) de tres veces, empezando y terminando por la harina
  7. Verter la masa en el molde y llevar al horno
  8. Hornear 50-55 minutos o hasta que al insertar un palillo o cake tester, este salga limpio
  9. Dejar enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos y posteriormente desmoldar

 

 

Fuente: Propia de I Love Bundt Cakes

Molde: Brilliance de 10 cups de Nordic Ware

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.